jueves, julio 30, 2009

Enredadera II

Toma esto como el resultado de tanto tiempo invertido en tu recuerdo y tantas veces que he escuchado tus palabras en el aire, que sólo me queda desatarlas de nuevo en una carta. Esta noche ya no es la primera vez que pronuncio esto, y sé muy bien que estoy incumpliendo una promesa que ya te había hecho antes y lo siento, mi corazón no ha aprendido a permanecer en silencio. No tienes porqué rendirle cuentas a un sentimiento que después de tanto tiempo debería estar ahogado y perdido, y las únicas y reales palabras que tengo para decirte, de nuevo, es que realmente me encantas. No me preguntes qué hiciste para merecer a este idiota detrás tuyo, y seguro creeras que soy un loco, pero no me considero tal, me considero más bien débil y tal vez tonto. Tu manera de ser, sigue siendo lo único en este mundo, capaz de hacerme pasar una noche entera pensando en ti, decodificando cada fragmento de las palabras con las que lograste enamorarme de esta manera tan ridícula e impresionante que creí y creo aún, que eres la única persona capaz de sacarme de esto. Mi cuerpo, mi corazón y mi mente no soportan más este silencio, es agobiante ahora saber de qué lado de este puente está tu corazón. Supongo que estarás preguntándote qué ha sido lo que me ha hecho volver de esta manera tan extraña y escribirte esto; y supongo que estas palabras pasaran por alto cuando encuentres que mi opción para decirte que estoy perdidamente enamorado es escribiendo de nuevo. Esta al parecer es la única manera de encontrarte. Ya ni en mis sueños estás presente, ni en mi vida ni en mi tiempo. Pero comprende por favor sólo comprende, que no soy una persona que se enamora con facilidad, y quizá cuando el tiempo pase, todavía te recuerde y me sienta mal, por no tener el valor ni el coraje para enfrentar al amor con la cara, sólo entiende eso. De resto puedes irte tranquila de nuevo, pero esta vez no te aseguro que estas palabras se quedarán acá. No sé donde termine esto, no sé en que lugar del mundo encotrarle fin a tu belleza.

Sinceramente y para ti de nuevo.



Nicolás Rueda

No hay comentarios.: