miércoles, agosto 26, 2009

Mi anáfora sobre Verónica

Y ahí está verónica en el medio de la puerta
y camina con los ojos por la sala
y pregunta por qué las palomas nunca vuelan
y siente sus huesos de vidrio quebrarse

y recuerda
y olvida
y pide perdón
y desea no morir en el intento
y quizá ser fuerte

y luego llora…
y siente que no llora
y luego ríe…
y no rie de verdad

y me mira
y me roza las mejillas
y yo no estoy con ella

y por último suspira
y sabe que es injusto
y que no tendría sentido
y que no valdría la pena
y que no despertaría
y que no me esperaría…

Pero me mira
y me roza las mejillas
y yo ni siquiera estoy con ella

No hay comentarios.: