domingo, marzo 03, 2013

Animal

Tengo un animal adentro.
No se calla.
Se alimenta de mi
y lo compadezco.

Es solo.
No quiere estar solo. 

Algo, 
hace mucho tiempo, 
lo encerró en mi. 

Vivimos juntos, 
nos saludamos, 
pero él no se apiada de mi. 

Soy 
el que pide compasión
de un animal. 

Soy
el que a veces lo escucha, 
el que a veces lo calma. 

Solo, 
como es, 
no puede hacer mucho por él. 
Me necesita,
pero soy la peor cárcel. 

la peor.

No hay comentarios.: