jueves, enero 30, 2014

Todo febrero sin música, dioses

Quienes me conocen saben que soy una rocola/batería ambulante que deviene Mike Portnoy y Matt Berninger por las calles de Bogotá. Toda mi vida, desde que me sentaba al frente de una casetera a cantar canticuentos, soy un melómano sin remedio que ama, sobre todo, un grupo selecto de bandas. Seguro me voy a arrepentir de lo que estoy haciendo hoy. Segurísimo. Pero decidí pasar todo febrero sin escuchar música. Sí, juemadre, qué carajos. Y esto lo estoy escribiendo escuchando música.

¿Por qué?

La razón es una cosa muy personal. Por supuesto reconozco TODO lo que la música me ha dado en la vida, pero al mismo tiempo me temo que muchas veces la música es un lugar demasiado cómodo para estar, al que muchas veces recurro para huir de eventos y personas en los que no tengo por qué desconfiar o huir. The National y Dream sobre todo, son demasiado alcahuetas conmigo, me dejan llorar de más, alejarme de más y los hacen porque así es uno con las cosas que uno ama. Para eso es que muchas veces están.

Quiero conocerme sin mi más común refugio. Quiero estar todo el tiempo ecuchando a las personas que me incomodan a los ruidos estorbosos, quiero enseñarle a mi cabeza a ignorar a dejar pasar las cosas molestas.
Quién sabe si me sirva, pero bueno.

Cuando le dije a mis amigos, esta fue la respuesta:



¿Por qué febrero?

Elegí este mes por varias razones: la primera y más obvia es que es el mes con menos días del año. Es una gallinada tonta, un consuelo de bobos pero así es. La segunda es que ninguna banda que me guste va a sacar álbum o canción nueva, nada urgente por lo menos, en marzo se viene el concierto de Sonata, mayo siempre es un mes con buena música, y abril no me cae bien.

Las reglas:

1 - No puedo escuchar música puesta voluntariamente por mi. Toda la música que suene en bares, radio en el bus o que alguien pone sin mi intervención vale.

2  - Todo se cancela si The National, Dream Theater o Massive Attack sacan un nuevo álbum sorpresa por alguna razón extraestelar (no va a pasar, pero quiero salvarme el trasero).

3 -  En caso de que no la logre invitaré a 5 personas a comer un combo en El Pilón.

4 - No morirme

5 - Que me tengan paciencia y compasión. Sobre todo paciencia.

No tengo nada más que agregar. Avisaré cualquier novedad que se presente en el camino.

Deséenme suerte.


No hay comentarios.: